Nuestro Compromiso para la reducción del uso de cobre (Cu) en los cultivos

Nuestro compromiso

La legislación actual está obligando a la reducción en el uso del cobre en la Agricultura.

En el Diario Oficial de la Unión Europea del 9 de abril de 2014 (Acceso al documento completo) se reduce el nivel de Cobre (Cu) a aplicar en los cultivos incluidos en Agricultura Ecológica a una dosis anual máxima por hectárea de 6Kg., salvo en los cultivos de hoja perenne (caso del olivo), en los cuales el cómputo total anual debe ser de esa misma cantidad, pudiéndose superar de manera puntual, pero manteniéndose esa dosis anual media:

 

 

Desde la creación legislativa de este precedente relativo a la dosificación de Cobre en Agricultura, se ha comenzado a desarrollar una legislación más extensa en su ámbito de aplicación que en breve comenzará a ser de aplicación (Acceso al documento completo).

 

Nuestro compromiso: la dosis de cobre aplicada por año (o campaña según el caso) para el tratamiento de las diversas enfermedades descritas a lo largo de este sitio nunca es superior al 20% de la dosis máxima descrita en el articulado más restrictivo.

 

La dosis máxima aplicada en la mayoría de los programas de trabajo descritos en este sitio web es de 0,460 Kg/ha o inferior, es decir, el 7,7% de la dosis máxima más restrictiva permitida por la Unión Europea.

Ir atrás

Ir arriba

 

¿Cómo lo conseguimos?

 

El cobre utilizado está enlazado a moléculas que le confieren características bioquímicas exclusivas (y únicas) que mejoran su eficacia:

.- diseñado para mejorar la dirección hacia la enfermedad diana.

.- actuando como cofactor enzimático  de enzimas implicadas   en   el   transporte   de   electrones,   la biosíntesis  de  carbohidratos  o  el  metabolismo  de  los  polifenoles  (Purnhauser  y  Gyulai, 1993).

 

De esta forma conseguimos que con una muy baja dosis por aplicación, inferior a 50g de Cu (cobre) por aplicación, se incrementa la eficacia en el mecanismo de acción tanto en el control de hongos, como de bacterias.

Si unimos a estas características que, normalmente los compuestos de Cu (cobre) utilizados van unidos a otros compuestos activadores, su efectividad es aún más alta que cuando son manejados por si solos.

 

 

Unos ejemplos:

.- En el cultivo de olivo, la dosis anual de Cu (cobre) a aplicar con esta metodología es normalmente inferior a 0,35kg/ha.

.- En el caso del tratamiento contra Xylella fastidiosa en olivo, el Programa Curativo (el de mayor cantidad de insumos) supone un aporte inferior a 0,90kg/ha.

.- En el tratamiento de la yesca en vid, la dosis anual de Cu (cobre) a aplicar con esta metodología es normalmente inferior a 0,45kg/ha.

 

Ver Bibliografía de interésPurnhauser L, Gyulai G. 1993.Effect of copper on shoot and root regeneration in wheat, triticale, rape and tobacco tissue cultures. Plant Cell Tiss. Org. Cult. 35: 131-139. Ocultar Bibliografía

Ir atrás

Ir arriba

 

 

Fitofortificantes

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2020

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA